Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. 

forkredit.com | www.sadowod.com | - | finntalk.com
Spanish Afrikaans Arabic Basque Catalan Chinese (Simplified) Danish Dutch English Finnish French Galician German Greek Hebrew Hindi Italian Japanese Korean Norwegian Polish Portuguese Russian Serbian Swedish Turkish

Noticias

El alcalde socialista de Hospital de Órbigo renuncia a los 29.000 euros de sueldo aprobados por el Pleno

El alcalde de Hospital de Órbigo, Enrique Busto, renunció de manera pública en pleno al sueldo de 28.754,52 euros brutos anuales que la Corporación acababa de aprobar en virtud de la aplicación de la llamada Ley de Reforma Local, o ‘Ley Montoro’, aprobada por el Gobierno central del PP a finales del pasado año.

Después de conocerse el informe del secretario, que sustentaba la posibilidad del cobro de esa cantidad como en cualquier ayuntamiento de más de 1.000 habitantes, según la Ley impulsada por Mariano Rajoy, y tras aprobarse la remuneración sin el voto del propio alcalde, Busto tomó la palabra para renunciar expresamente al salario, solicitando que el acta recogiera esa renuncia para hacerla efectiva con carácter inmediato.

Para el alcalde socialista, la decisión es «plenamente consecuente» con la oposición que mantiene el PSOE de criticar una Ley que, con la «excusa de una falsa reforma local, en realidad esconde este tipo de cosas: permite ponerse un sueldo a costa de todos los vecinos, mientras por otro lado nos quitan nuestras competencias y la posibilidad de seguir haciendo muy bien las cosas más importantes desde los ayuntamientos».

De hecho, en la misma sesión plenaria y a propuesta del equipo de gobierno socialista, el Consistorio de Hospital aprobó presentar un recurso ante el Tribunal Constitucional de la Ley de Racionalización y Sostenibilidad Local. La intención es «intentar frenar» la norma del PP que «nos deja a los municipios de menos de 20.000 habitantes con las manos atadas, a expensas de la Diputación o la Junta» en aquellos «aspectos que más interesan a nuestros vecinos»; algo que “en Hospital de Órbigo no estamos dispuestos a consentir”, explicó el alcalde.