Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. 

Hospital de Órbigo volcará en 2019 el esfuerzo inversor en políticas sociales para los niños y las personas mayores

El Ayuntamiento ha cerrado el último ejercicio económico con un superávit de 102.000 euros que se acumula en el presupuesto de 2019, que con 1,1 millones de euros supondrá un gasto medio por vecino de 1.158 euros.

La clave del éxito del área económica del equipo de Gobierno presidido por el socialista Enrique Busto, se encuentra en la buena gestión municipal del cámping y la piscina, dos instalaciones turísticas que proporcionarán este año a los ingresos del Ayuntamiento de Hospital 276.000 euros, casi un 8 por ciento más de lo ingresado a través del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI).

 

Las aportaciones del cámping (225.000 euros) y la piscina (51.000 euros) «permiten al municipio crear empleo y fijar población», ha señalado el regidor de la Ribera, ya que suponen la generación de una veintena de puestos de trabajo para el mantenimiento de las instalaciones.

El último presupuesto de la legislatura mantiene el carácter social que ha definido la gestión del PSOE al frente del Ayuntamiento del Órbigo. Las políticas sociales siguen centradas en los escolares a quienes cada inicio de curso se les entrega gratis el material escolar gracias al Banco de Librosy al cheque para la compra de todo lo necesario para estudiar. Otro de los servicios destinados a los más pequeños es la Ludoteca Municipal en la que se apoyan las familias para poder conciliar la vida laboral y familiar.

No obstante, donde el Ayuntamiento continuará realizando el principal esfuerzo inversor social será en la construcción del Centro de Día para personas mayores. En el presupuesto de 2019 ya están consignados 100.000 euros aportados por la Diputación y el Consistorio, que servirán para afrontar la tercera fase de las obras en la que se levantarán las fachadas y se instalará toda la carpintería metálica.

El alcalde insiste en que el Ministerio de Economía «debe permitirnos a los ayuntamientos que cumplimos con nuestras deudas invertir los superávit», que en el caso de Hospital de Órbigo se destinaría a rematar el Centro de Día, un proyecto que se caracterizará por ser un edificio sostenible desde el punto de energético.

Los servicios técnicos municipales calculan que el centro de día estará totalmente acabado en el otoño de 2020, cuando concluyan las cinco fases en las que se ha dividido la ejecución del proyecto.

Entre las inversiones financieramente sostenibles que acometerá este año el equipo de Gobierno se encuentran los 10.000 euros dedicados a dotar de iluminación led en las farolas que jalonan el puente emblema del Camino de Santiago.