Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. 

Los vecinos disponen de un nuevo servicio de taxi con nueve plazas

El nuevo taxi de nueve plazas comenzó a funcionar esta semana en Hospital de Órbigo.El paro agudizó su imaginación y, tras una dura pelea burocrática, logró licencia para el primer servicio de taxi que funcionará en Hospital de Órbigo. Carlos Mayo Alonso, un vecino de la localidad de 49 años que trabajó como bombero y palista en la mancomunidad, apostó por un empleo que mejorará la oferta de transporte a los vecinos de la comarca. El Ayuntamiento de Hospital, que ha ayudado a este lugareño, aplaude la entrada en funcionamiento del nuevo servicio esta semana y destaca la capacidad del vehículo para trasladar hasta a nueve pasajeros. El alcalde, el socialista Enrique Busto, considera que el taxi de nueve plazas «vendrá a suplir de alguna forma las considerables carencias de transporte que venimos sufriendo en la zona».

Para poner en marcha el taxi, Mayo reconoce que tuvo que iniciar unos complejos trámites para conseguir todas las autorizaciones y licencias que se requieren. Un proceso en el que recibió apoyo municipal y que acaba de concluir positivamente, lo que permite crear un puesto de trabajo, además de prestar una labor en numerosos pueblos de la comarca del Órbigo.

Tanto el taxista como el Ayuntamiento abogaron desde el principio por un transporte con el mayor número de plazas posible, una petición que se ha plasmado en uno de los turismos más amplios del mercado, un Mercedes Vito 113 de 9 plazas. Esa amplia capacidad «será vital», estiman, cuando el taxi se utilice para los servicios más solicitados. Mayo cree que sus principales transportes estarán relacionados con destinos sanitarios de una población de avanzada edad y muchas veces necesitada del acompañamiento de uno o más familiares.

También piensa que le requerirán el transporte «muchos jóvenes, o no tanto, a la hora de salir por la noche, porque al disponer de tantas plazas será muy económico y sobre todo seguro cien por cien ir de marcha sin peligro ni de accidente ni de multa», explica. El tercer pilar de su trabajo serán los desplazamientos enlazados con el camino de Santiago y el apoyo a los peregrinos. «Con miles de ellos pasando y pernoctando cada año por Hospital de Órbigo, es muy habitual que requieran un transporte rápido, económico y disponible de inmediato, por ejemplo por un asunto médico», matiza. Algo que hasta ahora «era un problema para ellos y una espinita clavada para el Ayuntamiento», reconoce Busto. El regidor entiende que este vecino ha sabido «sacar partido a una necesidad que está claro que tenía este municipio», aprovechando una carencia importante para abrir su propio negocio y enfocarlo, según espera, con buenas perspectivas de futuro.