Spanish Afrikaans Arabic Basque Catalan Chinese (Simplified) Danish Dutch English Finnish French Galician German Greek Hebrew Hindi Italian Japanese Korean Norwegian Polish Portuguese Russian Serbian Swedish Turkish

Imprimir

El programa más ambicioso de las Justas Medievales de Hospital de Órbigo desde hace 582 años

Decenas de actividades lúdicas, conciertos, mercado, torneos, desfiles y pasacalles componen las actividades del XX aniversario de la recreación del Passo Honroso, con las Cortes de Castilla y León como mantenedoras                   

Las Justas Medievales del Passo Honroso de Hospital de Órbigo ya tienen programa, el más ambicioso y completo desde hace 582 años de la gesta caballeresca que protagonizara Don Suero de Quiñones y que se recrea esta vez en una edición redonda: la número 20.

Declarada de Interés Turístico Regional e incluida dentro de la Confederación Europea de Fiestas y Manifestaciones Históricas, las Justas que este año serán el sábado 4 de junio y el domingo 5 de junio cuentan con un programa con decenas de actividades lúdicas y conseguidas ambientaciones, conciertos de carácter internacional, torneos en las tardes de ambas jornadas, desfiles, pasacalles y el mercado medieval más completo, bullicioso y auténtico.

La ambiciosa confección del programa de las Justas Medievales 2016 coincide con el hecho de que las Cortes de Castilla y León, y en su nombre la presidenta del parlamento autonómico, Silvia Clemente, será el mantenedor de esta redonda edición, en la que se prevé alcanzar la cifra de 30.000 visitantes de otros años.

Abad Dom Bueno, vino oficial de las Justas 2016

Además, la comisión organizadora ha decidido nombrar el vino berciano Abad Dom Bueno el ‘caldo’ oficial de este evento, de manera que será servido en los diversos ágapes también incluidos en el programa como muestra de una apuesta por los mejores productos autóctonos. También se prepara el nombramiento del Caballero Defensor del Passo de esta edición, cuyo nombre, como es tradición, no se desvelará hasta la primera tarde de los festejos.

El más intenso y auténticamente medieval fin de semana comenzará a las once de la mañana del sábado 4 de junio, al abrirse un mercado con más de 60 puestos selectos y que permanentemente estará surcado por animaciones teatrales y musicales, así como también comenzarán las múltiples actividades en el campamento situado junto al río Órbigo y el palenque de los combates.

La misa medieval en latín de la mañana dará paso ya por la tarde, desde las 18.30 horas, al Cortejo de la Villa, que dirigirá sus pasos al palenque de juegos donde los espectadores disfrutarán de su vistosidad, los bailes de las Damas del Passo y los espectaculares entrenamientos de los caballeros, así como representaciones teatrales variadas.

A las diez de la noche, la cena medieval dará paso ya pasada la madrugada a la Noche del Medievo, con la siempre llamativa procesión de antorchas, acompañamiento de gaitas y tambores y el espectáculo de fuego de Girafoc.

Y para cerrar este primer día, el concierto estelar de este año desde las dos de la madrugada correrá a cargo del grupo francés Entr’act Spectacle, que ha cosechado numerosos éxitos internacionales por todo el continente europeo.

Silvia Clemente y el torneo de caballeros

El domingo, el pasacalles de las gaitas de Sartaina despertará a los mercaderes y miembros del campamento medieval, animándose paulatinamente hasta que a las 12.00 llegue la hora de la recepción del Mantenedor 2016.

Ya presidiendo en calidad de tal, Silvia Clemente abrirá el cortejo que encaminará sus pasos al palenque para la solemne celebración de las Justas Medievales del Passo Honroso, cuyo torneo, de gran realismo de la mano de ‘Legend’, es el acto central de estas fiestas y el que más espectadores concita.

Y a su término, el aquelarre de La Recua Teatro pondrá desde las 22.00 horas el broche apoteósico a esta edición de la rememoración del torneo impulsado por el amor de una dama por Don Suero de Quiñones a los pies del puente medieval de la villa de Hospital de Órbigo en el año 1.434, según quedó reflejado en las actas de liza.

Se trata del reto y lucha que, con real beneplácito, mantiene Don Suero y sus caballeros con cuantos osan atravesar este Paso Honrosso, hasta romper las 300 lanzas en que fió la liberación de su “prisión de amor” por la fermosa señora que se había hecho dueña de su albedrío. Tal y como quedó reflejado nada menos que El Quijote de Miguel de Cervantes.